miércoles, 5 de enero de 2011

A propósito de los Katas, Poomsaes y formas en general (3º parte)

Retomando este artículo (en construcción):

He leido y escuchado infinidad de veces la siguiente afirmación o similares : " el karate se comopone de kihon, kata y kumite y para progresar en kumite hay que progresar en las demás"

Vale , puede ser cierto . Puedo incluso estar de acuerdo en un porcentaje bastante alto, pero en mi humilde opinión  además de no ser la única manera, quizás habría que matizar, puesto que para empezar el kumite como tal no debería ser entendido como el kumite deportivo (shiai kumite) o  ni mucho menos como la única forma de kumite posible.  Ya sé que en el entrenamiento habitual de karate tenemos muchas formas distintas de kumite, pero tampoco me refiero a eso exactamente.

En realidad la mayoría de las veces y dejando a un lado otros factores, entrenamos la técnica (kihon y katas) a modo de educación física (fuerza, coordinación, agilidad, resistencia, etc. ,etc.), elementos sin ninguna duda muy necesarios  para  desarrollar buenas aptitudes para el combate.  Los "kumite" más habituales (ippon kumite, sambon kumite y similares) , consituirián una ampliación lógica de este trabajo técnico aplicada al desarrollo del  "timing" , control de la distancia y la precisión, aunque condicionada en parte por cierta rigidez en la concepción de estos trabajos, que buscan una perfección técnica y estética, a veces un tanto irreal.

Siempre es fundamental por tanto tener en la mente para qué se entrena y cuáles son los objetivos. En general creo que la mayoría de las veces la gente lo que busca(mos) es simplemente divertirse y hacer algo que le llene. Por eso mismo si lo que hacéis os gusta , no debéis de dejar de hacerlo , pero recomiendo en todo caso, siempre , siempre siempre, mirar un poquito más allá. Seguro que descubrís cosas que os complementen y amplien la diversión en el entrenamiento.

En mi caso he comprendido (fijándome y aprendiendo de gente que sabe mucho más que yo) que la técnica nos puede servir como puente para explorar mucho más allá de los trabajos más habituales, sobre todo si nos alejamos de su interpretación rígida y estricta, descubrimos que el karate puede ser una base sobre la que trabajar prácticamente cualquier aplicación o técnica marcial ya sea de golpeo , inmovilización, control, proyección, etc , etc. No me digáis que eso ya lo sabéis y que ya las practicáis porque no es cierto, la mayoria de las veces se pasa de puntillas o muy ocasionalmente  sobre estos trabajos y casi siempre, con unos esquemas muy preestablecidos.


Pero esto sólo tiene utilidad si luego podemos realizar algún tipo de trabajo en grupo o por parejas , "sparring" , etc., dónde podamos incluir estas técnicas frente a un adversario, no necesariamente colaborativo. los trabajos estáticos del tipo yo hago "X" y a partir de aquí  me contratacas y haces "y" mientras yo me dejo son útiles para aprender pero sin duda incompletos e insuficientes para lograr cierta eficacia.

Cuando a principios del siglo XX desde okinawa llevan su "te" a Japón, se encuentran con que existen multitud de escuelas y estilos marciales muy arraigados en Japón, donde abundan las técnicas de control, proyección, luxaciones, suelo, etc. Pero que adolecen de ciertas lagunas en el campo del "atemi" .  Por eso inicialmente para "venderles" el producto se centraron en ocupar ese hueco dónde pensaron tenían más oportunidades, el golpeo y la práctica de los katas. Con el paso de los años lo que empezó siendo una necesidad y una estrategia comercial se ha ido convirtiendo en tradición e incluso "obligación" con la aparición de la competición deportiva y sus reglas.

Lamentablemente, muchas veces las limitaciones horarias tampoco permiten salirse de los guiones de siempre , la necesidad de ceñirnos al temario propio de los exámenes e incluso el desconocimiento y/o desinterés por parte de ciertos profesores,  hacen que muchas veces y de manera errónea, artes marciales como el karate o el taekwondo puedan acabar resultando aburridas y limitadas para propios y extraños.


No hay duda que el trabajo técnico de base es importante y debe ser abordado con rigor. Al igual que los katas, son parte inherente a la disciplina que practicamos y sin la cual, ésta no sería lo mismo.  Sin embargo y en mi opinión, se pueden ampliar las opciones de trabajo con estas mismas herramientas, sin necesidad de  alejarnos radicalmente de lo que ya hacemos. En suma, enriquezcamos nuestra práctica. Esto no se consigue repitiendo técnicas una y otra vez  y machacando  katas un día tras otro. No pretendo decir que esto sea malo, pero si que encuentro que hay cierto abuso de esta metodología, de la que en muchos casos y aparte del acondicionamiento físico mencionado anteriormente, no se suele extraer más beneficio que la mejora en la ejecución del mismo.

Al final y en suma, los practicantes, corren el riesgo de convertirse en meros ejecutores, que realizan secuencias técnicas (cada uno en su nivel), sin llegar en muchos casos realmente a entender que es lo que están haciendo ni por qué, y con un conocimiento muy limitado o rígido sobre las posibilidades de desarrollos ulteriores.

Hay mucha gente preocupada por lo que es "tradicional" y lo que no lo es. Me parece una preocupación bastante esteril sobre la que de momento no voy a ahondar demasiado. Lo que si tengo más o menos claro , es que nadie realmente tiene una idea precisa de  lo que es "tradicional" y lo que no. En cualquier caso para mi ésto es irrelevante, no creo que las etiquetas sean lo más importante sino , a nivel personal ¿cuales son los objetivos al entrenar?, ¿disfruto de lo que hago? ¿qué más puedo aprender?.

LLegados a este punto los katas proporcionan una excelente posibilidad de desarrollar (y en suma ahondar en el propio karate) de una manera atractiva y asequible nuestras "habilidades marciales" y por supuesto de la defensa personal..

Para ello sin embargo debemos alejarnos de los bukais a los que estamos más acostumbrados ya sean de exhibición o lo que se hacen habitualmente en clase y estar dispuestos también practicar un kumite que de verdad sea libre. Debemos estar dispuestos por ejemplo a golpear por debajo de la cintura, a agarrar, a desequilibrar, a trabajar en corto o sin distancia , a usar rodillas ....abandonar en suma un poco nuestro gusto por lo estético y a volvernos prácticos y un poco callejeros.

Aunque a algunos les parezca algo extraño, todo eso se puede extraer de los katas.  Pero no vale con extraerlo , si no se practica tan sólo habremos recorrido la mitad del camino. 

RENOVACION Y ALTAS FEDERATIVAS

Empieza el año 2011 y toca federarse.

Ya sabéis que dependiendo de las actividades en las que participéis (dentro del club bushido colmenar viejo) y en las que yo estoy implicado , tenéis las opciones siguientes:

Federación Madrileña de Karate.
Federación Madrileña de Lucha.

Ambas oficiales y reconocidas por el CSD.

Entre las ventajas de estar federado:

Seguro de accidentes deportivos

Se podrá participar en las actividades de la federación (cursos gratuitos, competiciones, pasar de cinturón, etc). Podéis ver las circulares que envían las federaciones y que colocamos en el tablón del gimnasio.

Más información sobre:


cursos de lucha: http://www.fmlucha.es/index.php/cursos-y-entrenamientos.html y http://www.fmlucha.es/index.php/circulares/143-circulares-2011.html

Cuotas (adultos): 30 euros en karate y 53€ en lucha/MMA

Pensadlo detenidamente porque es un dinero. Para el entrenamiento normal, del día a día, vale cualquiera de las dos.


Los que estéis interesados en participar en curso y entrenamientos de la federación de lucha (MMA), tendréis que federaros en lucha. y los que quieran sacarse cinturones oficiales de karate y algún día optar a examinarse de cinturón negro, además de participar en los cursos y competiciones de la FMK. la opción es obvia.

A los que os da igual todo y tampoco tenéis intención o posibilidad de participar en ninguna actividad o curso federativo sinceramente os recomiendo la opción más económica FMK. Además,  uno puede federarse en cualquier momento del año y las dos opciones no son excluyentes.

lunes, 3 de enero de 2011

Sobre los Maestros. 1º parte

Voy a colgar aquí unas reflexiones relativas al apasionante mundo de la enseñanza de las artes marciales.Espero no aburriros demasiado.

Cuando uno entra por primera vez en el mundo de las artes/deportes/actividades marciales, no sabe realmente lo que va a encontrar y creo que en muchos casos, se tiene una idea bastante inexacta o cuanto menos ficticia del asunto.

Un aspecto y bastante importante es el lugar que ocupan los "maestros" de artes marciales y la influencia en el aprendizaje y la enseñanza que estos puedan tener en función de sus tendencias. Se tiene generalmente ideas preconcebidas que encontramos en libros, revistas, películas y la publicidad que activamente se realiza sobre estas actividades.

Flotando como en una nube aparece en muchos casos el concepto de "maestro" e incluso "gran maestro". Aparentemente estas personas dedicadas a la enseñanza de artes marciales (cuanto más "tradicionales" y "auténticas" mejor) hubieran trascendido gracias a los beneficios inherentes a la práctica de su noble ,refinado y antiquísimo arte, tuvieran unas cualidades morales superiores al común de las gentes. Cualidades que podrían con años de dedicación y esfuerzo transmitir a sus esforzados alumnos.


Tarde (algunos nunca) o temprano uno llega a la siguiente conclusión: lo que uno se encuentra es exactamente igual (¿sorpresa?) a lo que pueda encontrar en cualquier otro campo de la vida donde interactúes con personas: el trabajo, el colegio, el patio de vecinos, las clases de punto de cruz, etc.

En resumidas cuentas, dentro de este mundillo hay gente de todos los colores, muy buenos, buenos , regulares y a partir de aquí lo que cada uno tenga a bien calificar. Con sus mismas virtudes y defectos, cualidades , excelencias y por supuesto miserias. Afortunadamente llega el momento en el que uno puede decidir cómo , para qué y con quien práctica. Pero no siempre es así.

En cualquier caso, seamos serios: "Per se" el golpear al aire o a un saco, combatir o controlar con un compañero, ejecutar kata, pumse, etc., o cualquier otra actividad dentro de la práctica de tu arte/deporte/estilo o como queramos llamarlo, no te hace mejor persona, ni más sabio , ni más recto ni más justo. Ni tampoco necesariamente lo contrario. Un practicante marcial en suma no sería mejor o peor persona que alguien que juegue al fútbol habitualmente o aquel que le guste hacer maquetas o jardinería.

Otros beneficios tan ampliamente proclamados, más allá de la simple educación física, pueden existir, pero no creo que sean inherentes a la práctica marcial. Me explico con dos ejemplos :


El respeto : entre compañeros y el orden en la clase , viene motivada por la dinámica de la misma y las pautas marcadas por el profesor. Es posible , que el ambiente y la etiqueta ayuden a motivar en este sentido , pero en mi opinión hasta este momento no hemos visto nada que no fuera extrapolable a otra enseñanza y/o proceso formativo.
Auto estima y confianza en uno mismo: Estoy seguro que cualquier actividad que alguien encare con pasión y en la que consiga auto realizarse , mejorando y aprendiendo, progresando con esfuerzo etc., te hace sin duda ganar en autoconfianza y autoestima, además de reforzar tu sentido de la disciplina, pues es necesaria para el progreso y mejora en el desarrollo de cualquier actividad.Lo importante en suma es hacer algo que te guste , te divierta , pero que a la vez implique dedicación y esfuerzo además de no ser perjudicial para nadie.

En un fantástico escorzo creativo, algunos dirían , cual pescadilla que se muerde la cola , que aquí lo que marca la diferencia es la figura del maestro, sabio , justo y ecuánime que instruye a los alumnos por el camino recto y a distinguir del bien y del mal. Vaya hombre, pues para aprender a jugar al fútbol o a tocar el violín,informárica e incluso aprender inglés , también puedes necesitar maestros, y , sinceramente , a mí a distinguir del bien y del mal ya me tendrían que haber enseñado en casa , así como a portarme bien y el respeto a los demás.

Estas actividades a mi entender, deberían , de manera general ser un refuerzo de los comportamientos positivos ( fundamentalmente en niños y jóvenes), pero en ningún caso un sustitutivo, pues quedan al arbitrio de las capacidades del "maestro" que en muchos casos ni puede ni debe realizar esta función más allá de unos planteamientos básicos y de sentido común, como por ejemplo propiciar un buen ambiente de entrenamiento ,  colaboración y respeto entre los practicantes, moderar a los que dentro de la clase no distinguen con quien deben entrenar más o menos fuerte  y aquellos que vienen con intenciones de realizar hazañas (reales o imaginarias) fuera del tatami. Insisto , sentido común, nada más.

Más aún, si como hemos dicho, no tenemos ninguna garantía adicional al mero apelativo de "maestro" con los clichés que ello implica, de la capacidad moral y ética de esa persona, habría siempre que andarse con los pies de plomo pues corremos el peligro de sufrir una confusión de “valores” y contradicciones por la influencia de supuestos valores y códigos marciales que acaben viciando de manera innecesaria nuestra percepción de la realidad.

Seguimos entrenando.

Año nuevo 2011.

Seguimos entrenando, pero nos hemos movido de gimnasio. Por necesidades logísticas del club. Vamos que nos hemos trasladado  a un local un poco más barato. La verdad es que hemos perdido en unas cosas y hemos ganado en otras. Al final el balance es más o menos positivo.




Los lunes . Miercoles y Viernes hay karate  infantil, juvenil y adulto en el local de la calle Issac Albéniz 22, de Colmenar Viejo.



Horarios.

17:45 a 18:30 Infantil
18:30 a 19:40 Juvenil
19:40 a 20:45 Adulto

Los adultos, los lunes y los viernes tienen clase de karate "tradicional" y los miércoles , la clase se desarrolla en el marco de la defensa personal y MMA.

Además los Martes y Jueves de 20:00 a 21:30 , podéis encontrarnos en el Colegio Tirso de Molina haciendo entrenamiento aplicado de Goshin y Artes Marciales Mixtas  (eso último sobre todo con Arturo).

En otro orden de cosas:

Natalia Garcia Graus quedó en 3ª posición en la categoría Junior del Campeonato de Madrid de Kumite celebrado durante el fin de semana del 14 y 15 de noviembre en . Esta clasificación le ha valido para ser preseleccionada para el equipo autonómico que participaría en el próximo campeonato de España.

También tuvieron una gran actuacion Silvia Serrano Najera en cadete y Manuel Jusdado Palacio en sub 21, pasando varias rondas ambos demostrando el buen nivel de las jóvenes promesas del karate de nuestra localidad en competiciones de alto nivel.

Enhorabuena a los tres y a Nacho, su entrenador.

Abierto el periodo de inscripción 2022/2023

 Ya podéis realizar la preinscripción para el próximo curso. Está disponible el formulario correspondiente en la página web del Club Bushido...